Formación e investigación dermoestética

En cualquier profesión, sobre todo social, sobre todo sanitaria, la formación continua es fundamental, en enfermería dermoestética, es imprescindible.
Si enfermería es la profesión del cuidado de la salud total del individuo con o sin enfermedad y la dermoestética el cuidado del cuerpo humano a través de la piel, la enfermería dermoestética siempre se ha ejercido dentro de funciones propias enfermeras como son la cirugía menor y la administración de tratamientos por vía oral, tópica y parenteral, cuidando la prevención de cicatrices, reparación celular y evitación de secuelas psicosomáticas para la mayor y más rápida rehabilitación social, aconsejando y divulgando hábitos de alimentación y de vida saludables…

En la actualidad, la esperanza de vida de la población, reclama una atención a la estética, específicamente, entendida como reparación tisular, para lograr, no solo un mejor aspecto que facilite la vida social y una mejor salud, sino funcionalmente, una ralentización del envejecimiento que permita la continuidad de la vida activa y productiva para la sociedad de personas con edades cronológicas que, hasta hace poco tiempo, se consideraban improductivas e inoperantes.
La enfermería dermoestética se viene constituyendo en los últimos lustros como una especialidad emergente, todavía en desarrollo y en continua investigación, por ello, para ANEDE, la formación e investigación continuas no son solo un reto o un propósito, son casi la razón más importante de ser en estos históricos momentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *